Cómo alimentar a un cachorro huérfano

La llegada de un nuevo cachorro a la familia siempre es especial y de suma alegría, pero en muchos casos, las cosas no resultan ser como los adoptantes lo esperaban.

La adopción ideal de un cachorro es aquella que se planifica con antelación y el cachorro llega a casa como muy pronto a los 45 días de edad. jamás antes.

Durante esos primeros 45 días es primordial que el cachorro permanezca con su madre y hermanos.

Sin embargo hay ocasiones en las que un adoptante se convierte en adoptante por sorpresa.

¿Cuántos se han encontrado cachorros recién nacidos en un contenedor?

Si el adoptante es dueño de la madre del cachorro, cualquier cosa podría ocurrir: complicaciones en el parto, la madre no produce suficiente leche y, en el peor de los casos, la madre fallece durante el alumbramiento.

Cuando este inconveniente se presenta, se marca la vida de los adoptantes, quienes desde ese momento deben hacerse cargo de los cachorros huérfanos.

Los cachorros siempre necesitarán consumir la leche de su madre, el calostro de los primeros días, es la medicina ideal para curar cualquier enfermedad.

Además, con el calostro, los cachorros pueden inmunizarse para protegerse de enfermedades.

El calostro ayuda a que el sistema inmune del perro pueda combatir mucho mejor las enfermedades y a eliminarlas de su cuerpo.

Por tal motivo, cuando los cachorros no reciben este líquido tan importante para su desarrollo y su salud, son más propensos a sufrir de enfermedades.

El adoptante de un perro huérfano, debe siempre seguir las medidas necesarias para poder alimentarlo de la mejor manera posible, siempre con la guía de un médico veterinario.

Brindarle los cuidados necesarios a un cachorro huérfano, debe ser lo más importante.

¿Qué es la alimentación artificial para cachorros?

La alimentación artificial para los cachorros, es igual que para los niños pequeños, es decir, darle al cachorro fórmulas.

Cuando se trata de la alimentación a base de fórmulas preparadas, existen una gran variedad, pero siempre se recomienda que se evite el uso de aquellas con proteína de vaca.

También se aconseja que se utilicen fórmulas que no contengan lactosa, de esta manera pueden evitarse que se presenten problemas en el intestino del cachorro.

La leche artificial que des a tu cachorro huérfano siempre debe recetártela el médico veterinario.

¿Cómo se debe alimentar un cachorro con leche artificial?

El procedimiento para alimentar a un cachorro con leche artificial, se basa en una preparación similar a la de los seres humanos.

En algunos casos, son utilizados los biberones que contienen tetinas especiales para perros; pero también es común que se utilicen las jeringas pequeñas.

Esta elección dependerá de cómo responda el perro al momento de ofrecerle la leche. Algunos pueden aceptar los biberones, pero otros la jeringa.

Antes de ofrecerle la leche al cachorro, es necesario que se caliente un poco.

La manera adecuada de hacerlo, es con un baño María.

Una vez que la leche se calienta, sin excederse, el adoptante deberá colocar una gota en el dorso de su mano para comprobar la temperatura al probar la diminuta gota.

Es necesario que, al momento de darle el biberón o la jeringa a pequeño cachorro, se coloque acostado, pero manteniendo siempre su cabeza un poco levantada.

Los perros tienen, por naturaleza, el amamantar, es por ello que es necesario que se respete el momento donde se le ofrece el alimento al cachorro.

Una vez que el perro sienta en su boca el biberón, por instinto, comenzará a absorber la leche mediante succión.

Como he comentado antes, en caso de que el cachorro rechace el biberón, que puede ocurrir, se debe probar con la jeringa, por lo que es importante tener ambas.

Nota: Es necesario que, en un comienzo, se alimente al cachorro con pequeñas cantidades de leche, pero con mayor frecuencia.

En un día, se debe alimentar al cachorro cerca de ocho veces. De esta manera, se evitarán los trastornos digestivos y se alimentará mucho mejor.

Con el paso de algunas semanas, comienza el momento de ofrecerle al cachorro, alimento sólido.

Cuando sea el momento adecuado, el adoptante debe adquirir un pienso que sea ideal para el cachorro en pleno crecimiento.

Por supuesto, siempre recordando que todo el proceso debe hacerse bajo las indicaciones de un médico veterinario.

alimentar a un cachorro huérfano

Importancia de la nutrición en los cachorros

La buena nutrición es vital para todos los cachorros.

En sus primeras horas de vida, siempre lo más importante será que consuma el calostro de la madre, aunque cuando existen los casos de pérdida de la madre, es necesario ofrecerle rápidamente un sustento nutritivo que pueda apoyarlo en el crecimiento de la mejor manera posible.

Nota: El adoptante debe, aparte de preocuparse por la alimentación del cachorro, brindarle un ambiente óptimo para su adecuado crecimiento.

El adoptante debe saber que, cuidar de un pequeño cachorro huérfano no es una tarea sencilla, sino que requiere de una gran dedicación de su parte; prácticamente de tiempo completo.

Esto, sobre todo, durante los primeros días de vida del cachorro.

Recordemos que se debe alimentar varias veces al día, e incluso debe realizarse durante la noche.

¿Cuál es la mejor leche para alimentar a un cachorro huérfano?

La mejor nutrición para un cachorro, siempre vendrá de la mano de la leche materna.

Sin embargo, en algunos casos cuando se tiene un cachorro recién nacido sin su madre, es decir, que es un cachorro huérfano, el papel de madre debe hacerlo su adoptante.

En ese sentido, se debe procurar alimentarlo de la mejor manera, aportándole los nutrientes que el perro necesita.

Si tienes un cachorro huérfano, debes acudir a su veterinario para saber qué leche puede suministrarle para ayudarlo como se debe durante su crecimiento, hasta el consumo de comida sólida.

El adoptante no debe preocuparse por la obtención de la leche que su cachorro necesite, debido a que la gran mayoría puede comprarse en las tiendas especiales para mascotas, sin embargo, siempre es importante comprarla siguiendo las pautas que el veterinario le aconseje para poder sustituir la leche materna.

Asimismo, es importante conocer los diferentes tipos de leche que pueden ser ideales para el cachorro.

Existen algunas marcas de leches artificiales ideales para muchos cachorros que no tienen a su madre.

  • Esbilac Goat’s Milk:

Esta leche es una formula muy similar a la leche materna que debe consumir el cachorro. La Esbilac Goat’s Milk, contiene altas proteínas y ácidos grasos, ideales para poder sustituir los nutrientes de la leche de la madre. Esta leche puede aportar la cantidad necesaria que el cachorro necesita para crecer sano y fuerte.

Es ideal para cachorros que tienen el sistema digestivo sensible. Es una lecha muy fácil de digerir y muy fácil de preparar. Esta leche proporciona una gran variedad de vitaminas como: A, B12, D3 y E.

La digestión de su mascota se mejorará considerablemente al consumir este tipo de leche. Además, es una leche reconocida, por lo tanto, puede encontrarse en cualquier supermercado.

  • Nutri Vet Milk Replacement for Puppies:

Esta leche es desarrollada por veterinarios y es ideal para aportar al cachorro una excelente alimentación. Contiene una base de proteína y ácidos grasos justa para ayudar al crecimiento del cachorro; además de una variedad de vitaminas y minerales.

Es una fórmula especialmente elaborada para cachorros huérfanos, recién nacidos, sin importar su raza. Contiene vitaminas y ácidos grasos ideales para fortalecer las defensas del cachorro; y por supuesto, para ayudarlo a crecer correctamente.

Es una leche ideal para alimentar a un cachorro que no tiene a su madre hasta el momento en que pueden consumir sólidos. Una leche que contiene vitaminas, omega 3, oligoelementos y calostro. Es ideal para fortalecer el sistema inmunológico del cachorro y también de fácil digestión.

Importante: Durante las primeras semanas de vida del cachorro, su dieta debe ser rica en proteínas y calorías.

 Es importante que la leche que se le suministre, contenga:

  • Vitaminas.
  • Minerales.
  • Ácidos grasos.
  • Oligoelementos.
  • Carbohidratos.
alimentar a un cachorro huérfano

Pautas básicas para cuidar a un cachorro huérfano

Para los cuidados básicos de un cachorro huérfano, los adoptantes responsables de su cuidado, deben seguirse ciertas pautas específicas para resguardar la vida y salud del recién nacido.

  • Acondicionar una caja o su propio espacio:

Preparar un lugar donde el cachorro dormirá es esencial.

El adoptante debe considerar que, el lugar no debe tener ningún tipo de corriente de aire.

Incluso, si puede colocar una manta gruesa que le proporcione calor, será importante para mantenerlo caliente.

Es importante que la temperatura del cachorro se encuentre entre los 32 y 34 grados en su primera semana de vida, conforme el tiempo pase, irá cambiando hasta que cumpla el mes de nacido.

  • Estimule el esfínter del cachorro:

Los cachorros recién nacidos, necesitan de una ayuda o estimulación para poder defecar o miccionar.

Es una tarea que comúnmente la realiza la madre, pero al ser un cachorro huérfano, el adoptante debe hacerse cargo para ayudarlo.

Se debe ayudar con un algodón, estimulando las zonas, para que se logren estas funciones.

Los intestinos y la vejiga del cachorro no funcionarán por si solos, es por ello que antes y después de comer el adoptante debe ayudarlo.

  • Limpiar al cachorro:

Debido a que los cachorros no controlan sus esfínteres, es necesario mantener sus genitales limpios.

Generalmente es un trabajo que realiza la madre, pero en vista de su ausencia, se debe ayudar con el uso de toallitas húmedas.

No obstante, antes de que la toallita toque la piel del cachorro, es importante calentarlas con el calor corporal del adoptante.

De esta manera, antes de ponerlas en contacto con el cachorro, no habrá cambios de temperatura drásticos.

Nota: Controlar los esfínteres de los cachorros es un punto importante que todo adoptante debe tomar en cuenta si está al cuidado de un perro cachorro sin su madre.

Cuando el perro realice sus necesidades, el adoptante debe observar si sus heces tienen un color marrón o castaño oscuro.

Si son unas heces verdes, indica que el cachorro puede tener una infección que debe tratarse rápidamente con la ayuda de un médico veterinario.

  • Mantener siempre la misma rutina para la alimentación del cachorro:

Los cachorros se asemejan a los bebés, por lo que es necesario que la alimentación de estos se haga en base a su peso y con una rutina.

Si el cachorro tiene tres días de vida, se debe alimentar cada dos horas.

Conforme avance hacia la primera semana de vida, las tomas deben realizarse cada tres horas y en la segunda semana, cada cuatro horas durante el día, con una toma en la noche.

A partir de la tercera semana de vida, pasa similar como en los bebés humanos, los eructos comienzan a hacerse presentes por lo que el adoptante debe tener precaución de que el cachorro libere los gases para evitar la presencia de cólicos.

Importante: Los adoptantes, en su gran mayoría, ignoran el daño que le hacen a los cachorros al darles leche que no logran metabolizar adecuadamente, como por ejemplo, puede ser la leche de vaca.

Incluso, si la leche es reducida con agua, puede causar un daño considerable, por lo que es necesario que los adoptantes rechacen este tipo de prácticas y obtengan leches artificiales aprobadas por una farmacia y su médico veterinario de confianza.

Además, es importante que el adoptante se asegure de que el cachorro reciba la cantidad de leche correcta.

  • Imitar los lamidos de la madre del cachorro:

El adoptante puede intentar imitar los lamidos de la madre del perro, eso puede ayudar al cachorro por la ausencia de su madre.

Para ello, el adoptante, con la ayuda de su dedo pulgar un poco húmedo, puede pasarlo por encima de la frente del cachorro y el resto de su cuerpo, usando un trapo húmedo con agua tibia.

Esto ayudará a limpiarlo y el cachorro sentirá un poco la presencia de su madre.

Breve conclusión

Un perro recién nacido necesitará de la leche de su madre.

Aproximadamente en las primeras 12 horas de vida debe consumir la leche materna de la perra y su calostro.

Esto, para obtener todos los nutrientes necesarios y crear anticuerpos que lo ayuden a protegerse de enfermedades.

Si el perro no tiene la opción de mamar de su madre, la leche artificial o leche maternizada, es la mejor opción que el adoptante tiene para que el cachorro pueda vivir, crecer y desarrollase correctamente.

Sin duda, no es una tarea fácil que se debe enfrentar, pero con mucha paciencia, amor y dedicación, se le dará al cachorro la calidad de vida que merece tener.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

La entrada Cómo alimentar a un cachorro huérfano aparece primero en Cómo educar a un cachorro.