Sedentarismo en perros: consecuencias para su salud

El sedentarismo en perros es una realidad que afecta a muchas familias que, por diversas circunstancias, arrastran a sus perros a la poca o nula actividad.

Debido a los horarios de trabajo difíciles o las diversas ocupaciones de cada día, muchos adoptantes no tienen tiempo de ejercitarse o, simplemente, de salir a caminar con su mascota algunos minutos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1,9 millones de personas mueren cada año prematuramente en el mundo por causa de la obesidad y sobrepeso.

Los perros no escapan a esta realidad, debido a que siguen el ritmo de vida tan poco saludable de sus adoptantes.

Consecuencias del sedentarismo en perros

Un perro que no hace ejercicio ni actividad física constante, no consumirá toda la energía que obtiene de las calorías que ingiere.

Esto hará que su sistema las transforme y almacene en forma de grasa que, eventualmente, va a ir acumulándose en su cuerpo.

Esta acumulación de grasa, de manera similar a como ocurre en las personas, con el tiempo constituye un problema, debido a que genera complicaciones en las articulaciones por el exceso de peso que deben soportar.

Los perros necesitan un mínimo de actividad física cada día para poder mantenerse sanos.

En ese sentido, necesitan por lo menos tres paseos diarios de 20 minutos cada uno.

Sin embargo, es también ideal complementar en casa con otro tipo de actividades, así como juegos, que los mantienen activos y al mismo tiempo los entretienen.

Las consecuencias del sedentarismo, son:

Obesidad y otras dolencias

Algunas de las consecuencias de mayor cuidado y atención derivadas del sobrepeso en los perros, son la hipertensión, diabetes, problemas cardíacos y vasculares, incluso la posibilidad de desarrollar algunos tipos de cáncer.

Las articulaciones se verán afectadas en todos los casos.

Esto sin duda es un esfuerzo extra para los ligamentos, lo que produce un mayor desgaste en los huesos derivando molestias y dolores en las mascotas.

Además de que pueden causar pérdida de movilidad, lo que deriva en un círculo vicioso que generará más sedentarismo.

El aumento de peso también puede estar relacionado con el hipotiroidismo, que hace que el metabolismo sea más lento.

Ciertamente, parte del proceso de reducción de peso del perro pasa por establecer una dieta apropiada, balanceada y saludable, pero no es una solución definitiva.

Esta debe complementarse con otras actividades que permitan que el perro pueda desarrollar masa muscular, en lugar de la acumulación de grasa corporal.

Nota: Otra de las razones que generan la obesidad en los perros, está relacionada con el aburrimiento, e incluso con la depresión.

Muchos perros, al pasar tanto tiempo dentro de la casa, terminan comiendo solo por ansiedad y gula.

Estos son también comportamientos similares al que desarrollan muchas personas.

Aunque parezca increíble y a primera vista no pareciera tener relación alguna, el sobrepeso puede afectar al perro a nivel emocional.

sedentarismo en perros

Al verse limitado en su movilidad, y no poder llevar a cabo los juegos y vivir las experiencias que normalmente experimentan los perros al moverse, tienden a sufrir depresión y tristeza.

A tal punto que van limitando sus capacidades de resolución de problemas y visualización.

Esto sin duda, va generando estrés que llevará al perro a desarrollar comportamientos destructivos y negativos.

Diabetes

La diabetes es una enfermedad que pueden presentar los perros obesos. Esta se desarrolla debido al desorden metabólico, sobre todo, al llevar una alimentación muy poco balanceada.

Lo mejor es prevenir esta enfermedad antes de que aparezca, haciendo que el perro sea más activo físicamente, además de proporcionarle alimentos saludables con una dieta balanceada.

Es importante que su dieta sea establecida por un veterinario, para que el adoptante se asegure de brindarle a su perro las raciones adecuadas según sea su raza, peso y tamaño.

Socialización deficiente

Al no salir nada o con muy poca frecuencia la vida social del perro será muy reducida e incluso nula.

Al igual que los seres humanos, los perros necesitan interacción con otros perros para establecer vínculos, desarrollar habilidades y comportamientos saludables.

Al no tener este tipo de interacción, los perros se verán afectados en su salud mental y física, disminuyendo al mínimo sus capacidades.

Muchos perros pueden tener un comportamiento agresivo y ermitaño, e incluso pueden llegar a la autoagresión.

¿Cómo tratar el sedentarismo en los perros?

Para solucionar el problema del sedentarismo en los perros, los adoptantes deben realizar cambios en su dieta y al mismo tiempo estimularlo a que haga ejercicio.

Esto se puede lograr con diferentes juegos en casa, con paseos al parque, o con solo caminar un poco.

Al hacer este cambio, el adoptante podrá ayudarlo a eliminar esos kilos de más y mantenerlo saludable.

Además, el ejercicio lo ayudará a tener su energía en equilibrio.

También es muy importante tener en cuenta que existen razas que, por sus características genéticas y fisiológicas, como el mastín o el bulldog, tienen tendencia a sufrir sobrepeso.

Es por esta razón que hay que prestarles especial atención, motivándoles mucho más a que hagan un mínimo de ejercicio físico diario.

Algunas recomendaciones para evitar que un perro sea sedentario:

Paseos junto a su perro

Lo ideal es que salga a pasear con el perro tres veces al día: mañana, mediodía y tarde, o en la noche.

Debe hacerse un plan para ajustar la intensidad de los paseos, de forma que los ejercicios cumplan con los parámetros característicos de la raza.

Esto quiere decir, que hay que tomar en cuenta sus características físicas como su raza, contextura, tamaño, edad y comportamiento.

Además, los factores ambientales, en caso de que el ambiente este frío, caliente o esté lloviendo.

Por ejemplo, se puede planificar en la mañana los paseos más largos y con mayor intensidad, debido a que es cuando el perro se encuentra descansado y con más energía.

En estos casos se recomiendan subidas, juegos, e interacciones con otros perros en parques y/o plazas adecuadas para ellos.

Al mediodía, se pueden hacer paseos más cortos, mientras que en la noche se pueden hacer paseos largos aunque de poca intensidad.

Así, el perro logrará consumir sus energías restantes sin llegar al desgaste extremo.

Programar momentos de juego

Si por algún motivo no se pueden hacer los paseos, no hay razón para no planificar juegos que pueda practicar junto a su mascota.

Juegos como el escondite, buscar un juguete o atraparlo, pueden ser excelentes opciones.

De igual manera, el adoptante puede usar su imaginación y diseñar juegos para su perro, teniendo en cuenta siempre la salud y seguridad de ambos.

Es importante que el adoptante enseñe y haga comprender al perro que se tratan de juegos.

Además de crearle una disciplina y horario para llevarlos a cabo, con el objetivo de evitar que las cosas se salgan de control.

Llevar un estilo de vida activo

Esta es la mejor manera de prevenir la obesidad y sedentarismo en perros.

Ellos son tan versátiles que pueden adaptarse con facilidad a nuevas situaciones, estilos de vida y rutinas.

Se puede comenzar con pequeñas variaciones e ir adaptando progresivamente nuevas rutinas diarias, para mejorar la calidad de vida de ambos.

Un consejo: es recomendable hacer esta práctica con cierta regularidad para evitar el sedentarismo y la monotonía.

Tanto los perros como los humanos son seres dinámicos, y por eso necesitan estar en constante movimiento.

Para hacer esto, una buena idea es conseguir y/o establecer actividades que puedan compartir ambos. Por ejemplo: ir a sitios en común donde sean aceptados los perros, salir a caminar o correr juntos.

Otra opción es visitar amigos o familiares, y si tienen perros, mucho mejor, debido a que se puede lograr que se cree un vínculo entre ellos, ideal para jugar y ejercitarse juntos.

Los perros desarrollarán el gusto por las actividades que realicemos junto con ellos.

Nota: Los perros son animales de costumbres y dóciles en cuanto a comportamientos.

Ellos pueden estancarse en una rutina aunque esta sea dañina para ellos, debido a que no tienen ese nivel de consciencia para diferenciar ni comprender lo que le hace daño a su salud.

Es por esta razón que el adoptante debe apoyarlos y guiarlos en este proceso.

sedentarismo en perros

Otra mascota

Si está dentro de las posibilidades tanto económicas como de espacio, tener otra mascota en el hogar, sería una genial forma de hacer que tu perro se mantenga activo.

De esta manera, tu mascota tendrá un compañero con quién jugar y divertirse, al tiempo que sociabiliza.

Ambos se mantendrán activos, potenciando y estimulando la actividad y dinamismo en conjunto.

Hábitos en perros de avanzada edad

Cuando el perro tiene más de 11 años suele considerarse de edad avanzada, lo que significa que puede estar más cansado, tener dolores y dificultades para moverse.

Esto debido al desgaste natural de las estructuras de su cuerpo.

En estos casos hay que considerar modificar los hábitos del perro a las nuevas circunstancias, para que mantenga su dinamismo sin que sufra por ello.

Una medida a considerar puede consistir en disminuir las distancias de los paseos pero hacerlas más frecuentes, de manera que el perro tenga más oportunidad para el descanso.

¿Cómo saber si un perro es sedentario?

Existen algunos signos que pueden ayudar al adoptante a reconocer su perro es sedentario.

Los signos de sedentarismo en los perros, son:

  • Es un perro de ciudad: 

Regularmente, los perros que viven con sus adoptantes en las ciudades, están confinados a estar mucho tiempo en espacios cerrados.

Esto significa que tienen poco acceso a espacios que sean lo suficientemente abiertos para su recreación.

Por lo tanto, esto puede traer como consecuencia que el perro no pueda tener un correcto desplazamiento.

Además de que no podrá correr, jugar o pasear adecuadamente.

  • No convive con otros animales: 

La convivencia con otros perros es saludable y necesaria.

Esto les permite mantenerse en actividad mientras no se encuentre el adoptante en casa, o no se puedan hacer actividades físicas.

Por supuesto es igual de importante que socialicen en parques con otros perros para que puedan jugar mejor y drenar toda su energía.

  • Es muy ansioso: 

Esto se determina al observar que el perro se lo pasa en un constante paseo entre el plato de comida y sus sitios preferidos en la casa.

  • Suelen imitar los comportamientos humanos: 

Esta imitación trae como consecuencia que muchas veces adopten los mismos malos hábitos que tienen sus adoptantes.

Consideraciones a tomar en cuenta con el calor fuerte y el ejercicio

Hay algunas consideraciones importantes que deben tenerse en cuenta en el momento de dar los paseos con tu perro, sobre todo, si hay mucho calor.

Los perros no tienen glándulas sudoríparas, es decir que no transpiran como los humanos: ellos regulan el calor corporal a través de la lengua con los jadeos.

Por lo tanto, si son sometidos a ejercicio intenso con temperaturas superiores a 40 grados, esto puede tener consecuencias mortales en muy poco tiempo.

Así que, es importante que el adoptante considere las condiciones climáticas antes de salir.

Los principales síntomas de un golpe de calor en los perros, son:

  • Mareos.
  • Mucosas congestionadas.
  • Taquicardias.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Temperatura corporal alta.

Si tu perro presenta estos síntomas, debes actuar inmediatamente con el médico veterinario, debido a que estará cercano al límite del shock y puede incluso llegar a morir.

Por lo tanto, es importante que el adoptante evite salir a pasear en las horas en que el sol golpea más fuertemente.

Breve conclusión sobre el sedentarismo en perros

El sedentarismo en perros está estrechamente vinculado con el estilo de vida de sus adoptantes.

Es por esta razón que el cambio debe iniciarse en cada uno, antes de intentar cambiar al perro.

El primer paso para ello es tener consciencia de esto y cambiar los hábitos de vida y, de esta manera, el perro también seguirá el mismo ritmo.

Es responsabilidad de los adoptantes cuidar la salud del perro que se ha elegido como compañero de vida.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

La entrada Sedentarismo en perros: consecuencias para su salud aparece primero en Cómo educar a un cachorro.